El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: FEDERAL A

Douglas 05/12/1911

“El grito al cielo seguramente le llegó a mi hijo”

Ricardo Villar, jugador de Douglas, vivió uno de los momentos más dolorosos para un ser humano. Después de haber nacido prematuro y pelearla día a día, sufrió la pérdida de su bebé y se refugia en el fútbol. Por eso, el jujeño habló en La Gloria o Devoto con el corazón en la mano, y confesó lo que significó haber convertido el segundo tanto de su equipo en la victoria 3 a 1 frente a Central Norte de Salta en Pergamino. Además, Riki explicó por qué decidió seguir ligado el plantel, y ya piensa en el último encuentro del año, el próximo sábado a las 21.30. ante Boca Unidos en Corrientes. 

A Ricardo Villar acaba de sucederle una de las peores circunstancias que puede atravesar un ser humano: “Es complicado, difícil de superar. Sufrimos bastante estos dos meses, ya con el nacimiento prematuro de mi hijo, todos los días verlo sufrir, le ponían agujas por todos lados. Nosotros también haciendo sacrificio, mi mujer allá sola en Buenos Aires, yo y mi hija yendo y viniendo todo el tiempo. Pero somos creyentes, sacamos fuerzas, sabemos que Dios y la Virgen hacen siempre lo mejor para la familia, y tal vez tenía que ser así para que no haya mayor sufrimiento, y estemos más unidos que nunca. De a poquito con el tiempo iremos sanando esta gran herida que tenemos, un gran dolor que no se puede olvidar, pero al menos calmarlo pensando que mi hijo está en el cielo, esté presente con nosotros en cada momento, e irá pasando el tiempo”, explicó el jugador de Douglas.

Nunca se le cruzó por la mente largar la actividad, aunque sí tomarse un descanso: “Cuando estaba mi hijo internado en Buenos Aires, mi mujer se sentía sola y me pedía que esté allá, que deje por un tiempo los entrenamientos. Ella estaba sola en la clínica, sin el apoyo nuestro, y en ese momento lo pensé. Y cuando se dio ahora el fallecimiento, el club me dio permiso para poder irnos a Jujuy y estar con la familia. Pero lo pensamos, preferimos quedarnos acá en la rutina, con mi hija yendo a la plaza. No es que haya querido largar todo sino pensé en suspenderlo por el tiempo que se necesario”, se sinceró el número 10.

A los 14´ del complemento del cotejo del lunes pasado frente a Central Norte de Salta, el oriundo de San Salvador convirtió el segundo tanto de la victoria 3 a 1 del rojinegro: “Fue un desahogo, poder dar un grito al cielo que seguramente le llegó a mi hijo, no solamente yo sino también mi mujer en la tribuna, que lloraba por todo lo que nos pasó. Es imposible no emocionarse. Mi mamá y mi familia estaban mirando el partido por Internet en Jujuy, y el que lo vivió desde adentro comparte el dolor”, manifestó.

Desde lo futbolístico, el elenco de Sergio Arias jugó contra el “Cuervo” uno de los peores arranques del campeonato, sin embargo Villar no lo analizó así: “Yo en el primer tiempo no lo vi tan mal al equipo, yo agarré muchas pelotas, tuvimos situaciones. Nos daba la sensación que podíamos darlo vuelta porque como terminaron ellos, cansados. En el entretiempo el técnico se enojó mucho, salimos con otro carácter, y poder darlo vuelta es lo que necesitábamos para demostrarle a la gente acá en casa que trabajamos, que estamos buscando lo mejor y no nos da lo mismo perder o ganar”, aseguró.

Esa victoria versus los de Medrán fue clave ya que jugaron con suma presión: “La sentimos desde el primer momento. Era un partido que valía doble, porque ellos quedan libre en la última fecha y nosotros teníamos que entrar entre los 6 primeros, cosa que se nos venía escapando desde hace rato”, indicó. 

En la despedida del 2019, los de calle San Nicolás 44 enfrentarán a Boca Unidos en Corrientes, y Ricardo lo palpita: “Va a ser un partido complicado, ellos tienen un buen equipo, pero nosotros también tenemos buen plantel. Depende más de nosotros, de cómo estemos ese día. Si estamos con en el segundo tiempo contra Central Norte podemos complicar a cualquier equipo. En nuestra zona ninguno saca diferencia. Conozco a algunos jugadores, estuve en Resistencia 3 años y medio. Tenemos que ser conscientes que jugamos fuera de casa, es el último del año y tenemos que hacer un partido inteligente para mantenernos entre los 6 primeros”, cerró.