El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Últimas Noticias

Douglas 29/12/1811

“Ojalá pudiera reunirme con los 4 fantasmas que dominan el club”

Omar Roberto Jorge, el último DT campeón con Douglas, pasó por la Gloria o Devoto, y fiel a su estilo, disparó munición gruesa para todos lados. El “Turco”, con la sinceridad de siempre, no dejó tema sin tocar y fue crudo y directo buscando los culpables de este momento de crisis del rojinegro. Además, el ex Vélez apuntó directamente a los que manejan a la institución desde otro lugar, y los acusó exclusivamente de la actualidad de la institución. Sin embargo, mostró la esperanza de regresar alguna vez al “Milan de Pergamino”, y cambiar el rumbo. 

Tras una carrera exitosa como futbolista, donde pasó por Vélez, Cruz Azul, Tecos y Pumas de México, y San Lorenzo de Almagro, Omar Roberto Jorge volvió para retirarse en Douglas a fines de los ´80: “Miguel (Ignomiriello) fue muy elegante siempre y nos decía que teníamos que venir a Pergamino. Con mi mujer teníamos un campo medio abandonado y la seduje por ese lado. Fueron 3 años extraordinarios donde peleábamos, pero sufrimos situaciones en lo económico, porque se llenaba la cancha pero el sueldo era mísero. Peleamos esos campeonatos con Lanús, Colon, Instituto unos grandes equipos”, arrancó la entrevista el defensor.

Una vez culminada la carrera de jugador, el back central empezó la de DT, sin pensar que sería uno de los más exitosos en la historia del rojinegro. Pero hoy parece estar prohibido: “El único problema que tengo es que hablo mucho, y quiero hacer entender a la gente que a lo mejor no sabe mucho de fútbol profesional que se puede pelear con las arcas vacías. Algunos me dicen que soy intratable, pero si vos me contratás para el fútbol, el dueño del equipo soy yo. Y en Douglas siempre se han querido meter en todo, y la diferencia que yo tengo con los demás es que conozco a todos de las diferentes comisiones directivas. Hay momentos donde vos te tenés que ir y tenés que renunciar. Se puede estar para campeón y podés ser un fracaso, y a veces con poco se puede hacer mucho, pero siempre desde la honestidad. Yo me he peleado con mucha gente por ese tema porque nunca estuve en el negocio de traer jugadores ni nada. Quieren armar el equipo, cuando el que arma el equipo es el técnico. Mi pasado en Douglas fue bueno y las veces que me fui fue porque me enojé. La última vez fue por el cambio de categoría, porque teníamos un gran equipo pero era una categoría muy competitiva. El dolor mío es la paciencia que le tuvieron a los otros técnicos y que no me tuvieron a mí, y entonces el problema soy yo. Y se han traído técnicos que han bancado mucho y a mí no me han bancado de la misma forma”, aseguró.

Igualmente, y sabiendo que eso es una gran verdad, el “Turco” lo reconoce con pena: “La satisfacción más grande que tengo es que voy a la calle y me dicen cuando voy a agarrar. Y si estoy prohibido es porque nunca voy a cambiar, estoy prohibido para gente que fue nefasta para el club, y esto va a quedar en la historia, y estos últimos 4 años fueron nefastos. El técnico agarra porque necesita laburo y no es la culpa de ellos, pero acá opina gente que no está metida en el club y por eso le va mal. El club está manejado de afuera y está a la vista, y esto a lo largo del tiempo va a pasar factura de lo malo que fueron estos últimos años”, manifestó.

Por eso, el otrora ayudante de campo de Osvaldo Piazza no tardó en desnudar ciertas cuestiones: “Al club nunca lo manejó la Comisión Directiva, siempre lo manejaron desde calle Florida, toda la vida. Tengo audios, mensajes, todo de gente opinando de este sí, este no. Y me tengo que bancar que soy intratable, inmanejable. Pero en lo mío, yo muero con la mía, y si tomo una decisión es porque estoy convencido que la tengo que tomar”, tiró.

Sintiéndose negado por algún sector, Jorge continuó con su relato: “Acá lo que pasa es que esta digitado por todos lados. Al club lo manejan 4 ó 5 personas y está claro que no lo quieren al club y no sé qué benefició buscan. Porque plata para tal técnico hay, para tal no, lo mismo con los auspicios. Entonces esa gente no quiere al club. Yo me encontré con ex jugadores que me dijeron ´menos mal que me fui de ahí, toman decisiones de todos lados`, y duele porque son ídolos del club y dejaron la vida. Y me cuesta pensar que alguien está por arriba del club, es una vergüenza jugar con 400 personas cuando siempre se jugó con más de 3000. Lo más triste es que tengo amigos que tienen los chicos que no quieren ir más a la cancha. La gente que se crió con el ascenso no quiere ir más a la cancha y vos vas a la calle y ves a todos con la camiseta de Douglas. Acá hay una falta de apoyo, una falta de credibilidad.

Ojalá yo pudiera haberme reunido con los 4 fantasmas que dominan el club. Lo primero que le dije a un integrante de la directiva 2 semanas antes de que arregle este técnico (Sergio Arias), que me preguntó si yo arreglaría, le dije que se puede negociar pero que me reúna a esas 4 personas, las quiero tener en una mesa”, señaló.

Y la bronca del entrenador, pasa por un costado obvio: “Lo más triste es que esa gente recibe premios, el ascenso, esto, lo otro… Ojalá el club se pueda salvar, porque si perdemos estos va a ser durísimo porque no sabés a donde vamos a ir”, añadió.

Sumando aún más ira, el ex zaguero se siente minimizado por las condiciones ofrecidas a otros técnicos que pasaron sin pena ni gloria: “Ésta es mi ciudad y este es mi equipo, hay que hacer sentir al jugador importante. Hay que hacerle saber que estamos en Douglas y que no somos menos que nadie y eso es el secreto, hacerles creer que somos el Real Madrid. Lo que sí sé es que si vos sos el técnico, sos el dueño del equipo y toda la faz organizativa depende del resto. Yo conozco todo lo bueno y lo malo, vengo de la Liga Rural y estuve en las mejores y en las peores canchas y conozco todos los secretos del fútbol gracias a Dios. Se han traído jugadores que no servían para nada y hemos hecho buenas campañas, ganando una Reválida de punta a punta, o una vez con San Luís que hice debutar 8 jugadores y ganamos por penales. Acá se bancó mucho a otros cuerpos técnicos y al nuestro no, hay profes que se llenaron de guita. Comparen el valor de los otros cuerpos técnicos y el nuestro, o el plantel del resto y el nuestro. Nuestro jugador que más ganaba fue 25000 pesos y después con otros técnicos se gastaba mucho más. En la B Nacional traíamos descartes, por eso aparecieron Gioda, Soto, porque el presupuesto no daba para más”, expresó.

Yendo a un terreno más profundo, el último coach campeón con la institución, se dirigió a alguien en particular: “Yo me voy a sentir usado cuando me usen mis amigos, pero no por esta gente que es de cuarta, salvo Carlitos Scallia, que siempre lo dejaron solo y está ahí para salvar el club. Una vez me llevó a reunirme con gente de la Municipalidad. El Intendente me dijo que cualquier proyecto que encaren que cuenten con él y cuando salí le dije a Carlitos ´no gracias, no me quiere`. Mis respetos a Javier (Martínez) por su carrera pero él no me quiere a mí ni yo lo quiero a él. No somos compatibles. Para él yo soy inmanejable y para mí como presidente no me apoyó como yo quería”, disparó.

Y sobre el mandamás de la ciudad se prolongó en su comentario: “Él no tiene derecho de que yo le guste ni lo tengo que obligar, él me saluda en la calle todo bien, pero cada uno elige a sus amigos”, indicó.

Sin embargo, el ex adiestrador táctico de Central Norte de Salta es optimista en regresar: “El apoyo incondicional no lo tengo porque nunca lo tuve y si yo agarro Douglas alguna vez hay gente que ni puede pisar el club. Con Javier siempre discutimos de fútbol, no tengo nada contra su persona. Hay gente al lado de él que tiene peso y le ha hecho mucho daño al club. He escuchado decir ´trajimos un técnico ganador` y a los 2 meses se fue y los tuvieron que sacar”, espetó.

Igualmente, el papá de Ramiro no quiso nombrar al resto de los “acusados”, aunque continuó con su calentura: “No hay que darles importancia a cosas que no se la merecen. Pobre club, está acéfalo, no le hagan más daño al club. Y siguen haciendo daño y trayendo jugadores, entonces yo digo basta, se tiene que terminar esto. Me hubiese gustado reunirme con esos 4 ó 5 y tirar parejo”, se sinceró.

No obstante, el ex director deportivo de Universitario de Perú extendió su malestar hacia una persona: “Yo tuve un problema con Martínez en 2006, que era tesorero. Habíamos logrado la publicidad del Bingo y estaban Naya y Angelici. Yo salgo del Bingo, voy a la Petrobras y me encuentro con Javier y queríamos empezar la pretemporada 15 días antes pero sin cobrar porque era importante ahorrar, entonces yo le digo a Javier que empezamos el lunes y me dice no. ´Bueno, me voy´, le digo yo y me dice ´andate`. ´Se van al descenso´, le contesto, y al año descendió Douglas, y yo me voy a Madryn”, rememoró.

Fuera de los reproches, “Pupi” habló de lo futbolístico y de lo que le espera a los de Sergio Arias en la Reválida del Federal A: “Yo no sé si están los elementos para salvarse, no sé si los que vienen ahora son los adecuados. tenés que traer a Messi y a Cristiano Ronaldo o encontrar dos jugadores libres que no los quieran los que pelean el campeonato y eso en el mercado no hay porque prefieren irse para los que pelean arriba. Salvo que sean de la ciudad, ¿quien va a venir acá para después quedar libre? Salvo que sea de la ciudad o alguien que quiera volver. Yo tengo la esperanza que se den algunos resultados. Pero Douglas hizo un campeonato horrible aunque los demás no están lejos y este campeonato es de un nivel bajísimo. Esa es la ventaja que tiene Douglas, que va a pelear con equipos mejor ubicados pero con jugadores en condiciones iguales. Si no empezás ganando se te complica, no estamos en la época de los 38 partidos invictos y en Madryn, donde tuve 41. Venir a Douglas pesaba y ahora cualquiera te lleva puntos. Douglas sumó de visitante pero de local no aprovechó, sino ese empate afuera vale muchísimo. La gente no acompaña porque no brindás un buen espectáculo, porque ahora que no lo televisan y tampoco va gente. La gente tiene que ser protagonista, estás luchando con un mercado que televisan a cada horario, entonces tenés que tener un fútbol que te haga vibrar por más que sea de menor calidad, y si la gente no va y las tribunas no se llenan, chau”, avisó.

Y acerca de eso, dejó en claro su pensamiento: “Acá pierde Pergamino. A mí me encantaría volver, todo vuelve y yo algún día voy a volver. Cuando pase todo esto voy a poder volver y hay que cuidar la plaza”.

En el cierre, Omar dejó otro mensaje: “Acá nadie reconoce los errores. Yo soy el primero en reconocerlo y quiero que cambie esta realidad de Douglas. Hay mucha gente que no habla por miedo, por pautas publicitarias o alguna otra cosa y se tapan por miedo todo y eso hace mucho mal. Hay mucho obsecuente que no dice nada. Hay que reunir la familia. Yo cuando volví por última vez fue en la casa de Javier a comer un asado. Hay gente que tiene muchos beneficios, ser dirigente de Douglas pesa mucho y si te da beneficios ese puesto también tenés que laburar para el club”, cerró.