El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Últimas Noticias

Pergaminenses 31/12/201711

“No esperaba terminar atajando”

El arquero de Rosario Central, Jeremías Ledesma, conversó con La Gloria o Devoto e hizo una evaluación del 2017 en el “Canalla”, en el que cerró el año como titular. Igualmente, Conan se mostró sereno y valoró la oportunidad que le dio Paolo Montero en su momento, y ahora el nuevo DT, Leonardo Fernández, quien ya lo conoce de las Inferiores y la Reserva. Además, el ex Racing de Pergamino se refirió a los objetivos personales con vistas a la próxima temporada, y también confesó que en un momento, sin rodaje en la Academia, pensó en jugar en Douglas, pero nunca lo llamaron. 

El golero de la Primera del “Canalla” en la Superliga es de estas tierras, a pesar de que es un tanto desconocido por el medio local: “En Pergamino atajé en Racing, y solamente estuve en un Metropolitano en Douglas, y después de ese torneo ya me vine para Central a los 13, donde hice todas las inferiores”, explicó Jeremías Ledesma, el protagonista de esta historia.

En el 2017, a Conan le llegó la chance que tanto buscó: “Este año con Paolo Montero tuve más posibilidades que en años anteriores con el `chacho´ Coudet, entonces uno se va preparando psicológicamente. Pero no esperaba terminar atajando estos últimos 3 partidos, que fueron los más difíciles que íbamos a tener en este semestre, que fueron Newell´s, Boca y Talleres, y el de Independiente se nos suspendió porque justo jugaban la final de la Copa. Me sorprendí mucho y también estoy contento porque pude demostrar un buen nivel, y eso habla bien del apoyo que me dieron los compañeros y el entrenamiento de todo el año”, manifestó.

Consultado sobre la fiebre que se vive en los Central-Newell´s, el ex arquero del “Bohemio” pergaminense fue bien gráfico: “No hay clásicos así en ningún lugar del mundo, es algo aparte. Conozco casos de padres e hijos que se dejan de hablar, hermanos que miran el partido en casas separadas porque se pelean. Llega un momento en que ya se desconocen, si sos familia, amigo. Es una locura, la presión es muchísima, y no es de una semana que se vive, sino de un mes anterior y uno posterior. Después es la alegría de uno y la tristeza de otro. Y si ninguno de los dos equipos está peleando el torneo, el clásico es el campeonato del año, es la estrella, y sirve para gastar al otro durante todo el año”, tiró.

Volviendo a la ocasión de estar bajo los tres palos del Auriazul, Ledesma considera fundamental el rodaje con el que contó en un certamen alternativo, que a él le resultó positivo: “El arquero se puede mostrar y se puede evaluar mediante la continuidad, eso son 5 ó 6 partidos, menos no, más cuando es joven y debutante. Por eso pedí atajar la Copa Santa Fe, porque íbamos a tener la posibilidad de jugar contra equipos de Primera División, como era Rafaela (Atlético), o Unión, o Newell’s, y eso me iba a servir mucho para mostrarme con la gente, con el DT de Primera en ese momento, y a su vez para darme confianza a mí mismo de que si atajaba en la Copa iba a tener más chances de estar en el arco de Central”, señaló.

Por otro lado, el golero de 24 años se refirió a las metas que perseguirá el plantel, y las suyas: “Vamos a aspirar a sacar a Central de la posición en la que está, que es muy baja. El club no se merece esto, y ninguno de nosotros pensamos en que la posición en la estamos es la mejor, entonces nos queremos abocar a eso. Obviamente que en la Copa Sudamericana, que vamos a disputar contra San Pablo (de Brasil), queremos pasar y seguir avanzando de fase. Y en cuanto a lo personal, pretendo rendir y darle lo mejor al equipo, que si le va bien me va a ir bien a mí seguramente”, expresó.

En el epílogo, Jeremías confesó que mantuvo la idea de jugar a préstamo en el rojinegro en la B Nacional, sin embargo jamás le sonó el teléfono: “En momentos en que me veía acá medio complicado de atajar y la cabeza muchas veces te juega en contra, sí tenía pensado ir a Douglas, pero nunca tuve un llamado, una comunicación directa diciendo que me querían allá. Siempre en mi cabeza estuvo la idea, aunque nunca se terminó de concretar porque no me llamaron”, concluyó.